¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Este fin de semana ha tenido lugar en Madrid en el Hotel Regina el Primer Encuentro de Profesionales en Coordinación de Parentalidad, en el cual he tenido el placer de participar como ponente desde mi calidad de abogada y mediadora, especializada en Familia.

Me atrevería a decir que más bien ha sido un encuentro de grandes personas con una gran profesionalidad puesta a disposición de la coordinación de la parentalidad, como forma de ayudar y mejorar las vidas de tantos niños que sin querer ven su infancia y adolescencia salpicada de graves conflictos de adultos convirtiéndose en el centro de arduos y eternos litigios entre sus progenitores. 

Encuentro de Coordinadores Parentales

Desde esta generosidad por parte de todos los que acudieron a este encuentro me quedo con aportaciones importantes que creo merece la pena destacar y que recojo dando forma a una nueva definición de lo que puede ser un coordinador de la parentalidad:

“Un profesional con conocimientos jurídicos y psicológicos, capacitado como mediador, el cual colabora con el juez para facilitar a los progenitores en habilidades como padres para llevar a cabo las medidas paternofiliales acordadas por este, o bien para acompañarles en la implantación de un plan de parentalidad en el marco de un proceso judicial de familia”.

De esta manera no se hablaría de un auxiliar del juez, sino que su trabajo comienza con las familias y a partir de ahí colaborará con él, todos de forma sistémica; bien para que aquellas medidas que hayan sido impuestas a través de una resolución judicial puedan llevarse a cabo de la forma más eficaz y amable, o bien en aquellas situaciones en la que es necesario trabajar y ayudar a las familias a diseñar un plan de parentalidad que les sirva de guía para ejercer sus rol de padre o madre.

De tal manera que no se limitaría esta función en fase de ejecución de sentencias, sino que sería posible poder trabajar con las familias dentro de un proceso declarativo que tengan indicadores suficientes como para que los operadores jurídicos, abogados, letrados de la administración de Justicia o jueces que detecten que esos progenitores pueden necesitar de la ayuda de un coordinador de la parentalidad.

El profesional de la Coordinación de la Parentalidad

Este profesional, que no figura, como se viene usando, del campo del derecho o de la psicología, debidamente capacitado y con experiencia en la rama de familia trabajará y estará a disposición de los juzgados para colaborar con las familias cuando se le requiera; en aquellos casos que la situación de los progenitores haya llegado a un punto de no entendimiento con respecto a la forma de ejercer su rol parental.

Es fundamental por tanto que se entienda que este profesional es un operador más dentro de la maquinaria del Derecho de Familia, que viene a colaborar con los abogados, jueces, fiscales, abogados, psicólogos, educadores sociales etc… y demás recursos que existen hoy a disposición de las familias en alto riesgo de conflicto.

La Coordinación Parental inunda Madrid

Ya no es válido solo el abogado, psicólogo, juez o fiscal. Ahora tenemos que buscar la capacitación y obtener las habilidades necesarias para trabajar con las familias, convertirnos en verdaderos profesionales al servicio de las mismas desde nuestra profesión de origen.

Sólo de esa manera proporcionaremos la ayuda que sin duda nos solicitan esas familia, por eso, el profesional de la coordinación de la parentalidad ha nacido con una clara vocación de ser ese profesional formación de origen: abogado, psicólogo, trabajador social, con capacitación y habilidades necesarias que le confieren esa profesionalidad que tanto y tan alto requerimos a veces entre nosotros mismos. Por ello, la necesidad de una buena formación.

Fue un encuentro de grandes personas, con una inquietud y una vocación de ayuda generalizada donde desde la humildad de cada uno de los que allí participaron y desde la suma de conocimientos puestos al servicio de los niños, sin egos ni posiciones, emergentes desde el yo profesional de cada uno y en esa magia de conocimientos: aportaciones, ideas y pasión por lo que cada uno hace surgió la co-coordinación; abogados y psicólogos unidos necesariamente para llevar a cabo un buen proceso de coordinación parental, suma de conocimientos y habilidades unidas en un frente común con un solo foco, el menor.

 


 

Carmen Capilla Rodríguez  @Capillacarmen

Abogada y Mediadora. Licenciada en Derecho. Máster en Práctica Jurídica de Derecho. Mediadora Familiar por la UNAF De 240 horas” la judialización de los asuntos de familia”. Curso de coordinación parental impartido por la UNAF. Experta en Mediación Civil y Mercantil postgrado de Aranzadi 250h. 

 

¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email