David Ceballos “El 50% de los Mediadores no consigue ingresos suficientes para vivir de su actividad. Solo el 20% vive de la mediación.”


David Ceballos es Abogado, Mediador, Coach y Formador en Mediación en Conflictos, Métodos de Resolución de Conflictos, Gestión Positiva de Conflictos a través de la Negociación Integrativa, Procesos de Tomas de Decisiones, Creatividad y Comunicación. 

David es también Director de Proyectos de la Asociación de Mediación de Cantabria AMECAN.

Recientemente ha realizado una encuesta entre los mediadores, de la que se sacan conclusiones interesantes.

¿David, podrías comentarnos algunas de las conclusiones más relevantes?

La primera, tal vez la más esperanzadora, es que el término “mediación” está en el aire y eso ya es un éxito. La gente cada vez se interesa más por este método. Según la encuesta, el 74% de la población en general ha oído hablar alguna vez de mediación y entiende que es un método de gestión y resolución de conflictos. De ese porcentaje, la mayoría entiende que se trata de un método en el que un tercero neutral e imparcial facilita la comunicación entre dos o más partes en conflicto para ayudarles a encontrar soluciones satisfactorias para ambas partes.

Conocen la mediación, pero de ahí a que sepan realmente qué es, todavía hay mucho por recorrer. El 68% de los encuestados lo confunde con el Corretaje de Seguros, de tal forma que solo el 50% sabe dónde acudir para solicitar una mediación. Además, 3 de cada 4 de los entrevistados llevarían su asunto familiar a mediación, aunque los ámbitos empresariales o civiles están por debajo del 50%.

En la cuesta preguntáis a la gente qué profesionales deberían formar parte de un equipo de mediación. ¿Qué contestan?

Para los ciudadanos de a pie, en los equipos de mediación debería haber: un psicólogo, un educador social, un abogado y un trabajador social, por este orden de preferencia. El resto de las profesiones son residuales y no aparecen como legitimadas por los entrevistados para ejercer como mediadores.

¿Cuáles son los canales a través de los cuales conoce la ciudadanía la mediación?

Un 20% a través de los Colegios Profesionales, un 12% a través de la prensa y un 9% a través de Internet.

Hay una pregunta interesante en la encuesta sobre la situación laboral y/o económica de los mediadores en España, que tiene que ver con la salida laboral de este oficio. ¿Qué respuestas se han obtenido?

Sí, el 50% de los mediadores profesionales en nuestro país tienen escasa o nula actividad económica derivada de la mediación, atravesando una situación muy precaria en este ámbito profesional. Solo el 20% de los encuestados afirma percibir unos ingresos económicos dignos y suficientes como para poder garantizar la continuidad en el ejercicio profesional de la mediación. Un porcentaje, que en el caso de Cantabria es del 57% y del 19%, respectivamente.

¿Los ciudadanos estarían dispuestos a pagar por la mediación?

Un 86% estaría dispuesto a pagar por los servicios de un mediador, y de media creen que las sesiones de una hora y media podrían tener un coste de 30 euros.

Para terminar, la encuesta también revela que el nivel de formación de los mediadores es bastante pobre. ¿Qué conclusiones sacas de esta constatación?

La Mediación vivió un boom a partir del 2012. Gran parte de los profesionales que llegaron a este ámbito procedían de los campos jurídicos y de la abogacía, y la mayoría lo hicieron para “buscarse la vida”, dada la crisis que atravesaba nuestro país. Llegaron a la mediación porque les iba mal en sus otros campos profesionales.

Yo creo que el número de horas no garantiza como resultado ser un mejor mediador, sin embargo sí que garantiza unos estándares de calidad. Pero deberíamos mirar por ejemplo lo que se está haciendo en el campo del Coaching. Ellos tienen una Federación Internacional que exige unos niveles de calidad muy altos en la formación de sus profesionales, eso les otorga un cierto status y le da valor a sus exigencias.