Técnicas de Mediación empleadas en un Caso Práctico

1454

Antonio Tula realiza un caucus con una de las partes del conflicto, en el que emplea una serie de técnicas de mediación

El caucus es una de las fases de un proceso de mediación que se utiliza en momentos específicos de la sesión. Este consiste en una reunión privada, individual y confidencial que se realiza por separado con cada una de las partes del proceso, después de que se haya realizado una primera sesión conjunta. Las técnicas de mediación son esenciales en este proceso. 

En el siguiente caso práctico que presentamos, el mediador Antonio Tula realiza un caucus con una de las partes del conflicto. En este caso los protagonistas son una pareja que se encuentra en trámites de separación, y donde existen dos hijos menores de por medio. 

A lo largo de la reunión, el mediador emplea una serie de técnicas propias de la mediación, como ‘la pregunta milagro’, el uso de la voz o las preguntas abiertas. 

Técnicas aplicadas en el caso práctico: 

  • Preguntas abiertas

Se desarrollan a través del cómo, cuándo, dónde, qué, quién, etc.  Estas generan una situación en las que el interlocutor es el protagonista. En el caso práctico, el mediador realiza este tipo de preguntas para que la clienta se sienta protagonista al contar la historia.  

A lo largo de la sesión, el mediador emplea el ‘pregunder‘ que consiste en realizar la segunda pregunta a través de la respuesta de la primera pregunta lanzada. Esto ayuda a profundizar en el significado: la parte se va preguntado sola y dándose respuestas más profundas. 

  • Pregunta milagro

Consiste en generar en la parte una mirada ideal de cómo le gustaría que fuese la situación si no existiese conflicto. En un primer momento esta idealización aparece como un sueño que luego se convierte en realidad. La pregunta se debe realizar con un tono íntimo y profundo para generar ‘hipnosis de la pregunta’, según explica Tula.  

Se trata, según apuntó el mediador, de «poner sobre la mesa una charla del futuro que se hace presente». Esta busca que se pase de la queja a generar nuevas aptitudes que beneficien a la resolución del conflicto, en el caso práctico: no perjudicar a los menores de la pareja. Es importante, también, encontrar el momento adecuado para realizar la pregunta.

  • Uso de la voz 

El tono de voz es otra de las técnicas que ha empleado el mediador en este caso práctico. La voz y actitud se van adecuando a la de la parte para generar sintonía. En momentos como en el que emplea la pregunta milagro, emplea una voz suave e íntima acorde a la profundidad de la misma. 

  • Ponerse en los zapatos del otro y el intercambio de roles 

Se tratan de dos técnicas habituales en la mediación. La primera consiste en hacer que la parte se ponga en el lugar de la otra persona para que vea como vive el conflicto. En la segunda, en este caso práctico, es el propio mediador quien toma el rol de la otra parte del conflicto para que la asistente al caucus pueda expresar qué le gustaría decirle a la que fue su pareja. 

  • Síntesis. Resumen de los avances alcanzados

Concretar lo que se ha ido hablando a lo largo de la sesión. Desde la llegada de la cliente, se van tratando distintos puntos que van evolucionando y se generan modificaciones. Por tanto, el mediador ha de crear un relato con un hilo argumental claro: una síntesis. 

Con esto la parte escuchará una visión nueva respecto al conflicto. Una visión distinta a la que tenía cuando se comenzó la mediación.