Noveles Mediadores en su 4º Encuentro

1136

El próximo sábado 24 de abril de 9:00 a 14:00 horas Escuela de Mediación con el compromiso de formación continua a sus antiguos alumnos/as, convoca el 4º Encuentro de Noveles Mediadores/as y Conflictólogos/as con el fin de actualizar sus competencias profesionales en la resolución adecuada de conflictos en la época de la pandemia del COVID19, un evento de trabajo en equipos, práctico, participativo que  impartirán: Dña. Carmen Capilla; D. Óscar Daniel Franco Conforti, Dña. María Dolores Hernández, D. Juan Ignacio Acuñas Fernández,  Dña. Encarna Leal Pérez, Dña. Irene Sendín Marques, Dña. Olga Ferrero Aguado y Dña. Marta de Diego Díaz Plaza, todos profesionales de la mediación y la resolución de conflictos.

El evento esta divido en 4 bloques:

Donde nuestros noveles mediadores, tendrán la oportunidad de exponer sus experiencias, siempre con la vista puesta en la resolución adecuada de conflictos en esta época de pandemia del COVID19 que nos ha tocada vivir como formación continua de los mediadores/as, con 5 horas de formación.

El coste del Encuentro es de 60 €, donde nuestros antiguos alumnos/as tienen un cupón de descuento del 80%

Para inscribirse deben entrar en: 4º Encuentro de noveles mediadores Código: BX5TYDSP

Contacto:

La mediación vuelve a despegar: apostando por la formación permanente.

Por ser exalumno/a por 12€ tienes el acceso de formación continua de Mediadores.

¿Tus competencias necesitan actualización?

portada con foto de encarnación y título

Entrevista con Encarnación Leal

Hablamos con Encarnación Leal, profesora en el Curso de Mediación Familiar y Resolución de Conflictos, abogada y mediadora. Encarnación nos enumera las responsabilidades de un mediador, y también nos habla del curso, las prácticas que se dan en este y las ventajas de la formación online.

¿Qué responsabilidades tiene un mediador?

Nuestra responsabilidad es garantizar que se cumplan los principios de mediación que, entre otros, son:

  • Garantizar que haya imparcialidad entre las dos partes.
  • Confidencialidad de todo el proceso.
  • Garantizar que sea un proceso voluntario.
  • Igualdad entre las partes.
  • Garantizar a las partes nuestra profesionalidad. Hay que aportar todo nuestro saber y herramientas a su servicio con la finalidad de que puedan llegar a un acuerdo total o parcial sobre todas las cuestiones que ellos hayan querido someter a la mediación.
  • Somos responsables de cuidar de las partes, de el espacio, el trato, etc. Somos responsables de todo el proceso.
  • Garantizamos la escucha y un lugar para poder decir lo que sienten y necesitan, donde puedan hablar.
  • Somos responsables de estar bien formados. Como mediador hay que tener todas las herramientas posibles, no conformarse con el mínimo que indica la ley.
  • Garantizar que el acuerdo es legal (por eso hay que estar bien formado).
  • Garantizar nuestro propio bienestar y seguridad. Es decir, cuidarse a uno mismo, tener un seguro de responsabilidad civil, etc.

¿Cómo son las sesiones de simulación en el curso?

Se hacen simulaciones o role playing de casos prácticos que nosotras, como profesoras, procuramos que sean casos prácticos que hayamos tenido en la realidad, para que los alumnos puedan aplicar todo lo aprendido durante el curso y todas las herramientas adquiridas. Con nuestra guía y dirección los podemos acompañar, y a la vez vemos las diferentes alternativas y resultados de un mismo caso.

Durante el curso se hacen muchas prácticas, tanto en grupos pequeños como toda la clase. El resultado, en los casos reales que proponemos, puede llegar a soluciones o resultados alternativos.

La mediación es un proceso vivo, activo y flexible, y hay muchos factores que determinan el resultado de una mediación. La ley te dice como tiene que resolverse, para todos por igual, pero en mediación se tienen en cuenta las partes, que son las que conocen de verdad el problema.

¿Qué ventajas ofrece la formación online?

Antes de la pandemia ya hacíamos clases online. Con la pandemia hemos tenido que adaptar los cursos presenciales, y en general todos hemos tenido que hacernos con las plataformas digitales para poder trabajar en grupo, para formarnos, etc. Vaya, que ha tocado poner-se las pilas. Pero esto, en mi opinión, nos ofrece ciertas ventajas, como:

  • No hay distancias. Uno puede estar en Madrid y otro en Barcelona.
  • No hay mascarilla. Podemos ver las expresiones faciales de los demás, y la comunicación no verbal es muy útil.
  • Podemos trabajar juntos, aunque estemos en diferentes ciudades o países.
  • Las dudas se pueden resolver instantáneamente.
  • La formación es más cercana, en el sentido de que estamos más pendiente de la otra persona.
  • Hay más facilidad de acceso a los materiales.
  • Se tiene la ventaja de poder interactuar con los tutores.
  • Es mucho más fácil de compaginar con la vida laboral.
  • Hay mucha gente que no podría hacer el curso si fuera presencial, por lejanía.
  • Hay que tener buena calidad de organización y de profesorado, y este curso lo tiene.

Y respecto a la mediación, ¿se hacen mediaciones online? ¿Qué desventajas hay?

Actualmente tenemos tanto presenciales como online. La principal desventaja de la mediación online es que no puedes ver el cuerpo de la otra persona. No sabes si está nervioso (mueve mucho el pie), si se quiere ir (tienen los pies apuntando en otra dirección), etc. El lenguaje no verbal es muy importante, y en el caso de la mediación en línea no podemos ver el cuerpo, ¡pero sí las expresiones faciales! Eso es lo que nos falta en las presenciales, por la mascarilla…

De todas maneras, estas dificultades no son invalidantes. Hay que ser proactivo y ver lo bueno de ambas partes. Hay que ser flexible, ya que hemos demostrado que todo se puede hacer online.

María Dolores Hernández nos habla del perfil del mediador familiar

Hablamos con María Dolores Hernández, profesora del curso Experto en Mediación Familiar y resolución de Conflictos, abogada y mediadora. María Dolores nos describe el perfil del mediador familiar, qué habilidades y competencias debe tener todo aquel que quiera ser un buen mediador.

¿Cuál es el perfil del mediador familiar?

El mediador familiar no tiene un solo perfil profesional, es decir, puedes venir de cualquier ámbito. Sí es verdad que, si has trabajado en derecho, psicología, educación social o trabajo social, tienes mucho avanzado, ya que la experiencia en esos ámbitos muchas veces hace que cuenten  con habilidades muy útiles para un mediador.

Eso no quiere decir que los recién licenciados no puedan ejercer de mediadores y sean grandes profesionales, de hecho, también tienen la ventaja de no tener ya pequeños vicios o hábitos de la profesión. Por ejemplo, como abogado de familia, como este ya sabe lo que ocurre en los tribunales, tiene que evitar aconsejar, y como psicólogo, tiene que evitar hacer terapia. Pero hay que aprender a cambiar de sombrero, de rol. Como mediador uno debe escuchar y dejar el protagonismo a las partes dado que estas son las únicas expertas en su vida.

El perfil personal tiene que ser una persona:

  • Abierta a la escucha.
  • Que sepa escuchar activamente en intervenir cuando sea necesario.
  • Que se conozca personalmente.
  • Que gestione sus emociones.
  • Que esté dispuesta a a trabajar en sí misma y en el ámbito profesional.
  • Gran comunicadora.
  • Que sepa “leer” la comunicación verbal y no verbal.
  • Empática.
  • Que tenga la predisposición a trabajar para el otro.

¿Qué competencias de comunicación debe tener?

  • Saber escuchar sin ruidos, con atención y con concentración
  • Comunicación efectiva.
  • Comunicación empática (comunicación no violenta de Marshall Rosenberg).
  • Capacidad de escucha
  • Empatía
  • Gestión de la emociones propias y ajenas ( no tener miedo a identificar y sostener las emociones propias y ajenas)

A parte, también debe tener otras habilidades como:

  • Ser muy responsables, no olvidar que trabajamos con personas.
  • No minimizar las emociones (no estamos para juzgar, hay que comprender).
  • Tener muy claros los objetivos, tenemos que dirigir nosotros la mediación (no perder el foco, y eso implica una preparación previa).
  • Paciencia, no querer llegar a un acuerdo con prisas, sino asegurarnos que se pueda cumplir y que es eso lo que las partes quieren de verdad.
  • Lograr restablecer la comunicación. Si al menos han llegado a trabajar en su comunicación, ya hemos logrado mucho. El acuerdo es menos importante que la comunicación en los procesos de familia si queremos que luego estos se cumplan.
  • Ser flexibles. Recalcular ruta, no todas las mediaciones son iguales, si no funciona un proceso, hay que volver al punto al cual se ha vuelto y modificar para poder progresar de verdad.
  • Ser muy humildes en nuestras intervenciones y adaptarnos a las personas, adaptar nuestro lenguaje a ellos.
  • No tener miedo a la intervención de los letrados, es decir, cooperar con los demás profesionales que tienen que estar en la intervención.

¿Qué conceptos de la legislación debe saber?

Tenemos que tener unos mínimos conocimientos de derecho. Por ejemplo:

  • Estamos obligados a saber si el acuerdo es legal o no legal, y saber si ese acuerdo se podrá ejecutar o no.
  • En el ámbito del derecho de familia por ejemplo; La pensión de alimentos de los niños es un derecho indisponible, y el régimen de visitas también. Es decir, los padres no pueden renunciar a eso, es un derecho de los niños. Así que no deberíamos permitir que se llegue a un acuerdo que vulnere esos derechos, porque no se va a aprobar (es perder el tiempo).
  • La ley de mediación civil y mercantil es la marco para toda España, y dice que el mediador tiene que tener unos conocimientos mínimos jurídicos, psicológicos y de comunicación.
  • Es importante también que trabajemos con una perspectiva de género.

En nuestra formación hay el bloque jurídico, el psicológico y el de técnicas y herramientas. Se estudia el conflicto, los distintos modos de afrontarlo, trabajamos la negociación, porque creemos que es básica en la formación de los mediadores y las preguntas, la escucha, la reformulación, la empatía, etc. Trabajamos toda una serie de herramientas básicas de el mediador, y no dejamos la parte jurídica porque es uno de los bloques básicos para un buen mediador. Nuestros alumnos cierran el curso con la grabación de un video en el que hacen un role playing de una mediación de principio a fin donde se puede ver el progreso que han tenido desde el principio del curso hasta el final. Acabamos de cerrar el Master y estamos verdaderamente orgullosos en la escuela de los resultados que quedan plasmados en los casos trabajados, el trabajo final y en la grabación