Entrevistamos a Encarnación Leal

portada con foto de encarnación y título

Hablamos con Encarnación Leal, profesora en el Curso de Mediación Familiar y Resolución de Conflictos, abogada y mediadora. Encarnación nos enumera las responsabilidades de un mediador, y también nos habla del curso, las prácticas que se dan en este y las ventajas de la formación online.

¿Qué responsabilidades tiene un mediador?

Nuestra responsabilidad es garantizar que se cumplan los principios de mediación que, entre otros, son:

  • Garantizar que haya imparcialidad entre las dos partes.
  • Confidencialidad de todo el proceso.
  • Garantizar que sea un proceso voluntario.
  • Igualdad entre las partes.
  • Garantizar a las partes nuestra profesionalidad. Hay que aportar todo nuestro saber y herramientas a su servicio con la finalidad de que puedan llegar a un acuerdo total o parcial sobre todas las cuestiones que ellos hayan querido someter a la mediación.
  • Somos responsables de cuidar de las partes, de el espacio, el trato, etc. Somos responsables de todo el proceso.
  • Garantizamos la escucha y un lugar para poder decir lo que sienten y necesitan, donde puedan hablar.
  • Somos responsables de estar bien formados. Como mediador hay que tener todas las herramientas posibles, no conformarse con el mínimo que indica la ley.
  • Garantizar que el acuerdo es legal (por eso hay que estar bien formado).
  • Garantizar nuestro propio bienestar y seguridad. Es decir, cuidarse a uno mismo, tener un seguro de responsabilidad civil, etc.

¿Cómo son las sesiones de simulación en el curso?

Se hacen simulaciones o role playing de casos prácticos que nosotras, como profesoras, procuramos que sean casos prácticos que hayamos tenido en la realidad, para que los alumnos puedan aplicar todo lo aprendido durante el curso y todas las herramientas adquiridas. Con nuestra guía y dirección los podemos acompañar, y a la vez vemos las diferentes alternativas y resultados de un mismo caso.

Durante el curso se hacen muchas prácticas, tanto en grupos pequeños como toda la clase. El resultado, en los casos reales que proponemos, puede llegar a soluciones o resultados alternativos.

La mediación es un proceso vivo, activo y flexible, y hay muchos factores que determinan el resultado de una mediación. La ley te dice como tiene que resolverse, para todos por igual, pero en mediación se tienen en cuenta las partes, que son las que conocen de verdad el problema.

¿Qué ventajas ofrece la formación online?

Antes de la pandemia ya hacíamos clases online. Con la pandemia hemos tenido que adaptar los cursos presenciales, y en general todos hemos tenido que hacernos con las plataformas digitales para poder trabajar en grupo, para formarnos, etc. Vaya, que ha tocado poner-se las pilas. Pero esto, en mi opinión, nos ofrece ciertas ventajas, como:

  • No hay distancias. Uno puede estar en Madrid y otro en Barcelona.
  • No hay mascarilla. Podemos ver las expresiones faciales de los demás, y la comunicación no verbal es muy útil.
  • Podemos trabajar juntos, aunque estemos en diferentes ciudades o países.
  • Las dudas se pueden resolver instantáneamente.
  • La formación es más cercana, en el sentido de que estamos más pendiente de la otra persona.
  • Hay más facilidad de acceso a los materiales.
  • Se tiene la ventaja de poder interactuar con los tutores.
  • Es mucho más fácil de compaginar con la vida laboral.
  • Hay mucha gente que no podría hacer el curso si fuera presencial, por lejanía.
  • Hay que tener buena calidad de organización y de profesorado, y este curso lo tiene.

Y respecto a la mediación, ¿se hacen mediaciones online? ¿Qué desventajas hay?

Actualmente tenemos tanto presenciales como online. La principal desventaja de la mediación online es que no puedes ver el cuerpo de la otra persona. No sabes si está nervioso (mueve mucho el pie), si se quiere ir (tienen los pies apuntando en otra dirección), etc. El lenguaje no verbal es muy importante, y en el caso de la mediación en línea no podemos ver el cuerpo, ¡pero sí las expresiones faciales! Eso es lo que nos falta en las presenciales, por la mascarilla…

De todas maneras, estas dificultades no son invalidantes. Hay que ser proactivo y ver lo bueno de ambas partes. Hay que ser flexible, ya que hemos demostrado que todo se puede hacer online.