“La Justicia Restaurativa pretende aplicar valores que el proceso penal no tiene”

433
¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Silvia Barona es Catedrática de Derecho Procesal de la Universidad de Valencia. Presidenta de la Corte de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Valencia.

Silvia Barona Vilar fue la encargada de impartir la conferencia inaugural del I Congreso Internacional de Justicia Restaurativa, sobre la situación de este tipo de justicia en España. Abrió el Congreso junto a Tim Chapman, Presidente del European Forum for Restorative Justice, quien habló sobre la situación de la Justicia Restaurativa en Europa. 

Es autora de numerosos libros y artículos, tiene una dilatada trayectoria de investigación, académica y profesional. Destaca en los últimos años por su vinculación a la mediación y el arbitraje. En 2010 le fue impuesta la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort.

Hoy 3 de octubre hemos conocido que Silvia Barona, junto con las juristas Esther Pillado y Coral Arangüena, han sido nombradas nuevas vocales permanentes de la Comisión General de Codificación. Se trata de un órgano asesor del Ministerio de Justicia en materia legislativa.

Desde Diario de Mediación pudimos hablar con ella, para que nos acercase un poco más a la Justicia Restaurativa. En la entrevista, Barona nos dice que este tipo de justicia se aplica a todo lo relacionado en materia penal. El eje central de la Justicia Restaurativa es que se trabaja con la víctima y con el victimario.

La Justicia Restaurativa pretende aplicar una serie de valores que el proceso penal no tiene. Ya que es un proceso que permite la comunicación entre las partes. Que la víctima le cuente al infractor cómo se sintió, que el delincuente tome conciencia del delito que ha cometido y sus consecuencias. A partir de ahí, se trabaja bajo la comunicación, el diálogo y la escucha.

Silvia Barona destaca que se ha demostrado que, el modelo clásico penal donde el sujeto que comete un hecho delictivo va a la cárcel, en muchas ocasiones no es el más idóneo, porque sigue habiendo delitos, y cada vez más. 

Sin embargo, Silvia incide en que es importante tener en cuenta que no todos los casos son susceptibles de ser tratados a través de Justicia Restaurativa. Esto es así porque estos métodos implican comunicación y escucha, y hay muchas personas que no son capaces de sentarse a dialogar.

No obstante, Barona cree que no hay que limitar la práctica de la Justicia Restaurativa a una tipología de delitos, sino que hay que analizar caso por caso, porque todo dependerá de las personas implicadas en él.

¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email