Isabel Bujalance Gómez habla sobre Coordinación de Parentalidad
¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La educadora social, mediadora y coordinadora de parentalidad, Isabel Bujalance Gómez, apunta a la práctica en trabajo con familias como parte esencial en la profesión

La práctica en trabajo con familias te ofrece las herramientas necesarias para saber actual en el momento. Y es que «cuando hablamos de coordinación de parentalidad hablamos de tiempo presente», explica Isabel Bujalance Gómez. Asimismo, la experta determina que también es necesaria una formación. 

Isabel Bujalance Gómez fue una de las potentes del 2º Encuentro de Coordinación de Parentalidad celebrado en Madrid. Durante esta jornada se trató la profesión desde la praxis, con el objetivo de trabajar con casos reales la teoría adquirida en el Experto Universitario en Coordinador de Parentalidad u otras formaciones. 

La coordinadora de parentalidad quiso resaltar las diferencias que hay para ella entre parental y parentalidad: 

  • Parental. Hace referencia, según Bujalance, solo a los padres del o la menor. 
  • Parentalidad. Es un término más genérico que incluye a todas las personas que hay en torno al menor, además de los padres se incluyen abuelos, profesores, etc. Explica la profesional. 

Isabel Bujalance Gómez: » El coordinador necesita tiempo»

El tiempo es necesario para que las cosas fluyan. Por un lado, según apunta la coordinadora parental, es necesario que el coordinador se de tiempo para entender el conflicto. Y no hacerlo con premisas. 

Isabel Bujalance Gómez durante su ponencia en el 2 Encuentro de Coordinadores de ParentalidadDe otra parte, el tiempo también se lo tiene que dar el propio coordinador de parentalidad para conectar con uno mismo. «Vas a conectar con el conflicto de esas personas puesto que también eres persona, y sin esa parte humana no ejercería mi profesión como la debería ejercer», determina Bujalance. 

Es decir, el tiempo es básico en los casos de coordinación de parentalidad tanto para entender el conflicto. Así como, para entender en qué momento el propio coordinador se encuentra y cómo está entendiendo y afrontando el caso a tratar. Ya que la implicación también determina la forma de trabajar. 

Diferencias entre mediación y coordinación de parentalidad

La mediación y la coordinación de parentalidad apuntan ambas a la resolución de conflictos, pero lo hacen desde distintos enfoques de actuación. La mediación se lleva a cabo antes de que el conflicto pase al juzgado, y se usa en procesos familiares que no están enquistados, apunta Isabel Bujalance Gómez. Mientras que la coordinación de parentalidad se realiza cuando hay un caso de alta conflictividad. «El objeto de la coordinación es el bienestar; y se lleva a cabo porque un juez ha detectado que hay un menor que no está bien», explica Bujalance. 

¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email