Mª Dolores Seijo: «Las competencias del coordinador deben acreditarse»

464

María Dolores Seijo, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Santiago de Compostela, apuesta por la formación de coordinación parental en la universidad 

La coordinación parental es una profesión que se está formando. Y como tal necesita de unas directrices y competencias concretas que han de ser enseñadas a los futuros coordinadores parentales. María Dolores Seijo apuesta por este tipo de enseñanza en las universidades.

«Cuando hablamos de la coordinación de parentalidad, hablamos de un recurso y competencias que es necesario que; además de ser transmitidas y adquiridas, tienen que estar acreditadas», explica María Dolores Seijo. 

Formación reglada para el Coordinador Parental

Según expone la profesora a Diario de Mediación, las directrices a nivel internacional están incluidas en documentos como la APA en relación al ámbito de la psicología del año 2012. Ellas recogen lo que ha de ser el contenido formativo que requiere un profesional de la coordinación de parentalidad. «Está bastante especificado, hemos de partir de ahí», anota María Dolores Seijo. 

Como vía para implantar la formación regulada, María Dolores Seijo propone la CUEMYC. La Conferencia Universitaria Para el Estudio de la Mediación y el Conflicto reúne a más de 50 universidades nacionales que ofrecen formación acreditada en mediación. «Aprovechar esta plataforma para unificar programas sería lo adecuado», detalla la profesora. 

Trayectoria de María Dolores Seijo

María Dolores Seijo es licenciada en Psicología y diplomada en Graduado Social por la Universidad de Santiago de Compostela (USC); Además es titulada en Criminología por la misma institución. También cuenta con un máster en Psicología Jurídica por la UNED.

Durante su trayectoria profesional ha estado a la investigación académica tanto de Psicología Jurídica y Forense y en especial a la Psicología Jurídica de la Familia y
el Menor, área en la que tiene diversos artículos y publicaciones de interés. Asimismo, es vice-presidenta de la asociación Abuso y Maltrato Infantil NO (Amino.Gal), con sede en Galicia.