Diferencias entre Justicia Restaurativa y Práctica Restaurativa

116
¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Cuando hablamos de Práctica Restaurativa podemos no estar hablando de Justicia Restaurativa. Hay una serie de diferencias entre ambas que nos explica Jean Schmitz

La justicia restaurativa y la práctica restaurativa muestran una serie de diferencias. Estos son dos conceptos que se enfocan dentro de la misma área de resolución alternativa de conflictos pero que hacen referencia a procesos distintos. 

Jean Schmitz es instructor en el Instituto Internacional de Prácticas Restaurativas de Latinoamérica. Este ha explicado las diferencias que existen entre estas dos técnicas con las que lleva trabajando desde hace más de veinte años. 

La justicia restaurativa tiene un enfoque reactivo.

La justicia restaurativa también es conocida como compasiva o reparadora. Ésta tiene su foco en las víctimas y busca reparar el daño cometido a través del conflicto o delito. En sí, se trata de un enfoque reactivo puesto que ha de haber ese delito para que pueda abordarse. 

Una vez que el conflicto se ha cometido y se decide aplicar este tipo de justicia se establece una reunión entre víctima, victimario y la comunidad para tratar el incidente. La reunión es totalmente voluntaria y los participantes no están obligados a acudir. 

La práctica restaurativa tiene triple enfoque: proactivo, preventivo y reactivo.

Por su parte, la práctica restaurativa se diferencia de la justicia restaurativa puesto que esta puede aplicarse dentro de un tripe ámbito: proactivo, preventivo y reactivo. Este último es en el que la justicia restaurativa hace parte del enfoque de la práctica restaurativa. 

Además de está aplicación, la práctica restaurativa puede aplicarse de forma preventiva y no necesita que exista delito para aplicarse. Tiene como fin crear sentido de comunidad de tal forma que puedan reducirse la cantidad de conflictos. Este tipo de práctica es útil en multitud de entornos como puede ser el empresarial o el escolar en los cuales se pueden realizar círculos restaurativos con el fin de que los miembros de la comunidad se conozcan y acepten, y pongan en relieve posibles malentendidos para que se traten previo a un conflicto mayor. 

La práctica restaurativa tiene una serie de características.

  • Uno de sus objetivos es cambiar el comportamiento de las personas para que aprendan a controlar la autoridad. Con esto buscan que las personas no solo ejerzan un alto control sobre los demás sino que su visión sea más amplia y sean capaz de orientar, ayudar o acompañar a quien lo necesite. 
  • Busca crear espacios en los que todas las personas tengan voz y puedan mostrar su opinión. 
  • El uso de las preguntas es esencial. Hay que realizar preguntas pero no valen cualquieras, saber manejar esta herramienta es básico en la práctica restaurativa. 

En suma, la justicia restaurativa de cierta forma se abarca dentro de la práctica restaurativa. Puesto que tiene le mismo fin aunque para que pueda darse ha de existir un delito previo mientras que la práctica puede aplicarse en diferentes entornos para evitar que llegue a producirse un conflicto. 

 

¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email