Fundación ONCE impulsa una red europea de universidades inclusivas para alumnos con discapacidad

286

La Fundación ONCE está liderando la puesta en marcha de una red Europea de universidades inclusivas

Cuyo objetivo es facilitar el acceso de los alumnos con discapacidad a la enseñanza en toda la UE y fomentar su movilidad internacional

Junto a la fundación, participan en esta iniciativa el Foro Europeo de la Discapacidad (EDF), la Universidad Oriental de Finlandia, la Universidad de Porto (Portugal), la Universidad del Estudio de Trieste (Italia), la Universidad Politécnica de Lublin (Polonia), así como las universidades de Murcia, Sevilla y la Autónoma de Madrid.

En declaraciones a Servimedia, la directora de Programas con Universidades y Promoción del Talento Joven de Fundación ONCE, Isabel Martínez Lozano, explicó que «el proyecto busca definir unos estándares mínimos para identificar qué universidades en Europa pueden ser calificadas de inclusivas para estudiantes con cualquier tipo de discapacidad».

«Esa información será accesible en una plataforma de uso público, especialmente dirigida a estudiantes con discapacidad», prosiguió Martínez, quien dijo que el objetivo es que «conozcan y puedan informarse sobre el mejor lugar para realizar sus estudios».

En su opinión, esto permitirá también «superar algunos miedos y dudas con los que estos estudiantes se enfrentan» a la hora de iniciar una nueva etapa educativa.

Para el diseño de esa red, los miembros del grupo de trabajo ya han empezado a definir criterios comunes y a analizar al menos 56 universidades de toda la Unión Europea que destacan por sus buenas prácticas de inclusión».

COMPARTIR «BUENAS PRÁCTICAS»

«Se trata de fijar unos estándares comunes y reconocibles para todos», indicó Martínez Lozano, para que los jóvenes con discapacidad «pierdan el miedo a salir fuera y a estudiar en otras instituciones europeas».

Según explicó, la plataforma web ayuda también «a las universidades a compartir buenas prácticas».

«Vamos a identificar a las mejores», pero «el propósito es incentivar a todas a seguir su ejemplo para crear una auténtica red europea», recalcó.

En esta iniciativa, Fundación ONCE cuenta también con el apoyo de la Comisión Europea, que quiere que todos los programas Erasmus+ «sean inclusivos e incorporen a más colectivos vulnerables», algo «poco frecuente» en la actualidad.

«Hay que conseguir que más alumnos con discapacidad lleguen a la universidad y estudien fuera», porque «la formación es clave a la hora de encontrar un empleo y de ser independientes», destacó Martínez Lozano.

«Y también debemos lograr que la universidad europea sea más diversa e inclusiva», recalcó. «Todos los estudiantes se beneficiarán de ello», concluyó.

(SERVIMEDIA)