Juan Carlos Campo, un ministro partidario de la mediación

1124

Juan Carlos Campo será el nuevo Ministro de Justicia. Durante su época de portavoz de Justicia del Grupo Socialista en el Congreso se mostró a favor de la mediación como mecanismo para resolver los conflictos sociales 

El pasado viernes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), hizo publica la elección del que será el nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo. El que fuera portavoz de Justicia del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, ya se mostró a favor de la mediación como mecanismo para resolver los conflictos sociales, así lo explicó a Diario de Mediación en una entrevista realizada en 2018. 

«La mediación es una forma de entender las relaciones sociales. Una forma de educación de resolver una controversia, pero no de una forma alternativa sino de una forma natural», destacó Campos. 

El nuevo ministro de Justicia habló de la importancia de la mediación, de la necesidad de buscar la solución si se quiere alcanzar la paz social y no la venganza privada. «Desde los inicios hemos creído que esa es la única solución, pero no lo es. Por eso buscamos otras vías de resolución de conflictos, entre las que se encuentra la mediación», explicó. 

«El ciudadano pide justicia en un tribunal, pero le tienen que informar de que la justicia puede llegar de varias maneras»

El que fuese portavoz de Justicia del grupo socialista comentó los avances que se dieron sobre mediación durante la época den la que le PSOE estaba al mando del ministerio de Justicia. Se trató también en Anteproyecto de Ley de Impulso a la Mediación, que ya se aprobó el pasado enero de 2019 y que incluye la sesión informativa obligatoria. 

En relación a este área, donde se pretende que la mediación sea más conocida entre la sociedad, Campo señaló que las campañas de difusión y concienciación de la mediación deben ir acompañadas de inversión, planificación y cambios normativos. Puesto que «decir que existe un instrumento para resolver conflictos, que todavía nuestro país no ha desarrollado todo lo necesario, puede generar frustración en la sociedad», completó.