Entrevista a Pilar Vilella Llop. Doctora en Derecho

1263

En “Entrevistas a Expertos” hoy tenemos a: Dña. Pilar Vilella Llop. Abogada. Vocal 2º de La Agrupación de Jóvenes Abogados de Madrid. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra y en Derecho por la Universidad Nacional a Distancia. Es Doctora en Derecho Procesal Civil por la Universidad Carlos III de Madrid. Ha trabajado como periodista en Europa Press y en diversas agencias de comunicación corporativa. Comenzó su carrera como abogada procesalista en el despacho de abogados ONTIER y posteriormente en LexFam Abogados. Actualmente, trabaja en su propio despacho, Vilella y Asociados, con sede en Zaragoza y Madrid, dedicándose en exclusiva al derecho de familia. Compagina su trabajo como abogada con su actividad docente en varias universidades. Lucha por la especialización del Derecho de Familia, trabajando como socia en la Plataforma Familia y Derecho, formada por profesionales del mundo del derecho de familia de distintos ámbitos, y como profesora en la Universidad Internacional de La Rioja. Como vocal de Aja Madrid, está especialmente involucrada en la formación continua de todos los jóvenes letrados que comienzan su andadura profesional. Hemos tenido la oportunidad de trabajar juntos en la Escuela de Verano de Mediación y gracias a ella muchos profesionales han podido formarse en resolución alternativa de conflictos de la Escuela de Mediación. Por otra parte es muy interesante su página web https://www.vilellayasociados.com/, a la que invitamos a visitar. Comenzamos:

Diario de Mediación DDM: ¿Cuál es la visión de los jóvenes mediadores, en la implantación de esta herramienta en la justicia española?

Pilar Vilela Llop (PVL): Afortunadamente, los planes de estudio de la Universidad comienzan a incluir la asignatura de resolución extrajudicial de conflictos, entre los cuales se incluye la mediación. Hay también máster especializados, cursos…Y esta inclusión da un conocimiento importante de los métodos de resolución de conflictos (llamados ADR´S) a los alumnos antes de comenzar su andadura profesional. Desarrollan habilidades negociadoras y conocen las innumerables ventajas del acuerdo consensuado frente a la resolución judicial, que en la mayoría de las ocasiones no cumple con las expectativas de las partes.

Yo siempre digo que, aunque determinados conflictos no vayan a obtener una solución mediada, hay que intentarlo siempre. La primera opción nunca debe ser presentar la demanda sin hablar con él contrario. Y esta máxima es aplicable no solamente al Derecho de Familia, sino a cualquier rama del derecho a la que vayamos a dedicarnos.

 DM: Desde la vista de una abogada, con vocación de mediadora, ¿qué puede decirles a los operadores jurídicos que no están de acuerdo con la mediación?

PVL: He de decir que cada vez conozco menos compañeros abogados, jueces, etc. que se muestren reacios a mediar. Pero en ocasiones su desacuerdo con estas técnicas está relacionado con la manera en la que a día de hoy la mediación está implantada en el sistema, y no les falta razón. No existe un proceso reglado eficaz en el que las partes realmente se involucren, en mi opinión. Por ello, el camino a recorrer es largo. Pero las ventajas del acuerdo consensuado son innumerables, ya que participan en su creación y por ello es más fácil su cumplimiento que cuando viene establecido por un tercero. Y en esta materia concretamente, creo que nadie conoce mejor lo que le conviene a su familia, y nadie mejor que los progenitores podrán tomar decisiones con respecto a la misma.

DDM: ¿Háblenos de su Tesis Doctoral, en la investigación que aspectos relevantes ha podido demostrar?

PVL: Ha sido muy enriquecedor, tanto para mi actividad laboral como para el estudio que he tenido que realizar, poder haber centrado la elección de la tesis en la materia a la que me dedico. El Derecho de Familia es un ámbito profesional apasionante, pero también muy duro.

Es muy difícil llegar a una sola conclusión. Creo que con este trabajo se ha demostrado que la hiperjudicialización no ofrece soluciones reales a las familias. Debemos explorar otras vías que pasan por la implantación eficaz de los ADR´s, eligiendo el más adecuado a cada familia concreta.

Creo asimismo que el proceso de familia no debería tratarse desde el punto de vista del proceso civil adversarial clásico por su naturaleza especial. Estamos viviendo una procesalización de la vida familiar; el papel del juez debería ser el de dirimir las cuestiones de contenido legal, supervisar el proceso de autogestión de los progenitores que toman la decisión de la vida separada y facilitar herramientas para que puedan solucionar los problemas por sí mismos, sin necesidad de que acudan a un tercero cada vez que encuentran un escollo en el camino.

Y, por último, creo que es absolutamente imprescindible plantear la necesidad de crear una jurisdicción de Familia. Es preocupante la falta de formación de profesionales que operan en esta materia. Esta iniciativa pretende paliar los conflictos diarios a los que se enfrentan los juzgados debido a la escasez de medios y de conocimientos en esta materia tan concreta por parte de los operadores jurídicos.

DDM: ¿La Agrupación de Jóvenes Abogados (AJA), que objetivos tienen y como pueden asociarse?

PVL: Asociarse a Aja Madrid es muy fácil, aquellos interesados pueden contactar con nosotros a través del correo electrónico aja@icam.es; la inscripción es totalmente gratuita. Uno de nuestros pilares básicos es ofrecer formación constante a nuestros asociados. Durante el confinamiento, sin ir más lejos, se han ofrecido semanalmente cursos online de todas las materias, especialmente centradas en impulsar el estudio de habilidades profesionales (muy especialmente sobre técnicas negociadoras), y la acogida por parte de los inscritos ha sido increíble. Mis compañeros de junta se han volcado en su organización, en buscar ponentes de calidad y en recoger las inquietudes de los agrupados en este punto.

Celebramos de manera habitual networkings que ponen en contacto a profesionales de dilatada experiencia con abogados noveles, en los que se crean importantes sinergias laborales. Hemos formado comisiones de trabajo en las que pueden participar nuestros agrupados de manera activa, dependiendo de las materias en las que estén interesados.

Aja Madrid pretender ser además un nexo con el Colegio de Abogados de Madrid para todos aquellos abogados que inician su andadura profesional. Y reivindicar el lugar que la profesión merece, y también luchar por unas condiciones laborales dignas para los jóvenes abogados.

 DDM: ¿Como experta en Derecho cree que las familias, desestructuradas, están preparadas para iniciar procesos de mediación?

PVL:  Bueno, la mediación familiar no está permitida en casos en los que exista violencia de género o una de las partes se encuentre claramente en una situación de desigualdad con respecto a la otra. Existen otras vías, como el Coordinador de Parentalidad, que pueden ayudar a estas familias, pues son profesionales especialmente formados en gestionar situaciones de alta conflictividad.

Mediación, negociación, terapia familiar, coordinación de parentalidad… Cada una de estas soluciones deberá utilizarse dependiendo de la situación ante la que nos encontremos.

DDM: ¿Qué podemos hacer para que la sociedad, vea en la mediación una alternativa de ahorro y solución a sus conflictos?

PVL: El trabajo es doble; por una parte, los operadores jurídicos que nos dedicamos al área del Derecho de Familia tenemos que ofrecer recursos alternativos a la judicialización del conflicto familiar e informar fehacientemente de las consecuencias y el impacto que dicha judicialización provoca en todos los miembros de la familia y que los pronunciamientos judiciales no siempre satisfacen los intereses reales de los miembros de la familia y enquistan el conflicto, dejando una sensación perenne de injusticia.

Y también los ciudadanos deben comenzar a confiar, a dejar las venganzas y rencillas personales a un lado (que en este ámbito se dan constantemente), y pensar por encima de todo en el interés de los más pequeños. ¿Difícil de conseguir? ¡Sin duda! Pero creo que, en este punto, el trabajo del abogado de familia especializado es fundamental. Atrás queda la imagen de abogado pit-bull, dejando paso a un tipo de abogado colaborativo y tendente cada vez más hacia el asesoramiento global y hacia la búsqueda del acuerdo consensuado. La profesión de la abogacía se encuentra inmersa en un proceso de modernización;

Los abogados tenemos un papel CLAVE en la transformación del procedimiento de familia; debemos adquirir un carácter conciliador, confiar en el acuerdo y desarrollar habilidades emocionales claves como la empatía, la asertividad, técnicas de negociación…. Solo así podremos contribuir a ser garantes de la paz social, tan necesaria en nuestros días.

Contacto: https://www.vilellayasociados.com/contacto/

Envía tu consulta a: info@vilellayasociados.com

Madrid: C/Velázquez, 26 – 28001  Telf.: +34 687 862 446

Zaragoza: Telf.: +34 976 87 59 56 y  WHATSAPP: +34 685 39 54 7