Rac- Al final lo importante son los resultados. Conflicto resuelto, caso cerrado

3890

Dentro de la serie “Entrevistas a Expertos” hoy tenemos a María Dolores Hernández Gutiérrez

Abogada en ejercicio y mediadora por vocación. Especialista en derecho de familia, jurisdicción, de menores y violencia de género y doméstica. Facilitadora en prácticas restaurativas y experta en programación neurolingüística. Experta en coordinación de parentalidad. Imparte formación en diferentes instituciones y universidades. Es miembro de la comisión ejecutiva de la sección de mediación y de la sección ejecutiva de la sección de familia del Icali. Es subdirectora ejecutiva de la Corte Privada de Mediación, Arbitraje y Conciliación.

Con ella queremos en esta entrevista abordar el tema de la conciliación.

¿Cómo explicamos la diferencia entre mediación, conciliación y arbitraje de forma breve?

El arbitraje es un sistema “adversarial” en el que un tercero decide por las partes que le presentan sus posturas y las pruebas. Por contraposición, tanto conciliación como mediación se basan en la autonomía de las partes y en su capacidad para resolver conflictos con la diferencia de que en la conciliación, el conciliador es un profesional preparado que emite opiniones y propone soluciones.

¿Cuáles son los beneficios de solicitar los servicios de conciliación?

Es un proceso mucho más ágil que los demás métodos de resolución de conflictos. Las partes no siempre están preparadas para por si solas llegar a una solución en un determinado momento, y en ocasiones tanto la familia como las empresas y organizaciones para su subsistencia necesitan soluciones rápidas. Además, cuenta con todas las demás virtudes de la mediación, como es la flexibilidad, la autonomía de la voluntad de las partes, la confidencialidad, el ahorro de costes, y la mejora de la comunicación, esencial cuando se pretende mantener las relaciones. Todo lo anterior sin olvidarnos de  los beneficios de solicitar la conciliación en nuestra Corte Privada de Arbitraje y Conciliación, en la que  contamos con profesionales con una gran experiencia en el ámbito de la empresa, organizaciones en general, familia y el ámbito laboral ,entrenados en técnicas de negociación y facilitación.

 ¿Es posible que la conciliación no esté en la agenda política y sólo se hable de mediación?

 No se habla de conciliación como método de resolución de controversias. Durante años se ha pervertido este término al utilizarlo como mero trámite en  el ámbito laboral. Es cierto que en los pasillos del servicio de mediación, arbitraje y conciliación, se llega a acuerdos por parte de los letrados, pero eso no es la conciliación en puridad. Tampoco creo que exista una apuesta política por la mediación, y esto es una opinión personal que puede que muchas personas no compartan. Pese a lo anterior, creo que a veces nos obcecamos demasiado en la necesidad de apoyos políticos y de inversiones públicas. Sostengo que cuando hacemos eso como usuarios, estamos haciendo dejación de nuestras responsabilidades.

El usuario, ya sea el ciudadano o el profesional de la abogacía, que quiera brindar una solución adaptada al conflicto particular, que su tema sea tratado de forma individualizada, profesional, por expertos, con agilidad , flexibilidad, y confidencialidad , tiene la opción de elegir métodos extrajudiciales de resolución de conflictos sin estar sujeto a los vaivenes legislativos ni condicionado a situaciones como la que hemos vivido con la pandemia del Covid-19 .Una situación que ha llevado a la paralización de la Justicia. Nosotros hemos seguido trabajando adaptándonos de forma rápida y ofreciendo nuestros servicios de forma on-line.

La frase: «Imagino  que es tentador, si la única herramienta que tienes es un martillo, tratar todo como si fuera un clavo» de Abrazam Maslow ( «ThePsychology of Science», 1966) resume muy bien esta posición.

¿En qué conflictos  es más adecuado utilizar la conciliación?

De manera tradicional se ha utilizado en los procedimientos laborales y también en los civiles. Siempre han existido los amigables componedores que intentaban acercar posturas entre las personas en conflicto. Los jueces de paz en los pueblos antiguamente eran elegidos entre personas “buenas” de la población y realizaban, entre otras, estas funciones. La conciliación no deja de ser una profesionalización de aquellas figuras con un margen de actuación mucho más amplio que la mediación. De principio es recomendable en todos aquellos procesos que requieran una mayor rapidez, y  especialización del facilitador. También en aquellos procesos que pueda existir una desigualdad muy grande entre las partes, por ejemplo cuando exista una subordinación (empleado/empleador), incluso en las relaciones de familia.

No obstante en la Corte Privada de Mediación ofrecemos una consultoría que estudia para cada caso que nos expongan, cuál sería el método más apropiado para la gestión y resolución del conflicto. Hacemos trajes a medida.

¿Desde la Corte de Conciliación, como pretenden llegar a los usuarios?

La corte nace en el seno de EDAE.  Somos una entidad que llevamos 25 años trabajando en el área de la formación de directivos en diferentes  especialidades, y lo primero que nos proponemos es dar estos servicios a nuestros actuales clientes. Porque no olvidemos que los líderes del presente necesitan mucho apoyo para que entre todos podamos salir de esta situación. Por otra parte, tenemos una plataforma online, para que los potenciales clientes, puedan contactar con nosotros y a corto plazo queremos implantar un sistema de atención de urgencias especialmente en el ámbito de los conflictos familiares.

¿Cuál es el objetivo de la web: www.cortedemediacion.es,?. ¿Qué significado tiene su diseño gráfico en el  que aparecen hilos, alfileres, tijeras, etc., en el contexto actual de incertidumbre y complejidad?

Fue una idea de Don Gonzalo Ruiz el presidente que a todo el equipo le entusiasmó. Nosotros sostenemos que cada persona es única, y por tanto cada conflicto es único. Atendemos al momento en el que está el conflicto, para recomendar el método adecuado, a las necesidades de las partes, a sus emociones. Buscamos soluciones personalizadas porque nos importan las personas, las familias y las empresas. Queremos ser como los antiguos sastres y costureras que medían con mimo cada paso que daban al cortar las telas, que elegían hilos adecuados para cada una de ellas. Creemos que debemos volver a tratar a las personas, familias y empresas con las mejores telas y tejidos y el mayor mimo.

¿Consultoría y asesoramiento como un pilar fundamental de la Corte, en qué va a consistir?

 A dos niveles, preventivo y proactivo. Nuestros consultores provienen del ámbito de la psicología y el derecho principalmente. Ofrecemos un servicio de evaluación de las empresas u organizaciones para ver cómo puede mejorar  la comunicación y brindar entornos más saludables a sus miembros, cuidando su salud emocional y al tiempo mejorando su productividad. Diseñamos protocolos de entornos restaurativos que mejoran la convivencia, previenen los conflictos y les ayudan a gestionarlos cuando se producen.

También intervenimos detectando conflictos subyacentes antes de que estos escalen, y diseñando la intervención adecuada. Una vez producidos los conflictos los evaluamos e informamos a nuestros clientes de cuál es el método de resolución más adecuado para resolverlo, derivando el tema al profesional adecuado de nuestra Corte de Mediación Arbitraje y Conciliación.