Trabajo, pasión y corazón, palabras convertidas en sinónimos cuando  la mediación me embaucó. ¿Quién diría que aquel primer curso de introducción a la mediación ,hace ya unos años, cambiaría  mi perspectiva y forma de orientar mi aportación a las personas que me rodean y  al mundo profesional?

Humanizar y dar voz a las personas es nuestra meta, pasito a pasito es nuestro ritmo, la palabra es el camino y la compañía es el aliento para avanzar cada día.

Mediación y compañía van unidas a una persona, sin la cual PROCUMEDIA no podría existir,  NURIA CALVO, con quien comparto ideas, proyectos, ilusiones, trabajo y confidencias. Persona mágica con la que apenas necesito hablar para entenderme con ella. Gracias a ella el trabajo se convierte en ilusión y en ganas de crecer y  avanzar.

Cuando crees en lo que haces, resulta  fácil irradiarlo y transmitirlo, por ello debo dar las gracias a DIARIO MEDIACIÓN porque con su labor, logra difundir la mediación en todas sus facetas, y con el reconocimiento a nuestro trabajo hace que esos pequeños pasitos tengan sentido.

Doy gracias a quienes de forma natural me han inculcado buenos principios y valores , los que siempre me han dicho que con esfuerzo, trabajo, ilusión, ganas y tesón todo llega, gracias a mis padres ,quienes me han apoyado e impulsado y quienes han hecho de mi la persona que hoy puede presumir de un mérito otorgado ,que no es un mérito personal sino la suma de méritos de todas las personas  que confiaron en mí y que me acompañan día a día.

A todos vosotros, ¡MUCHAS GRACIAS!


Gloria María Calderón Duque. Procuradora de los Tribunales de Valladolid, Mediadora y Socia-Fundadora de Procumedia, Gestión de Conflictos.