Mediación en deporte, ocio y tiempo libre

1820

Hoy hablamos con Nuria Calvo Boizas, Procuradora de los Tribunales y Mediadora. Socia fundadora de Procumedia Gestión de Conflictos, Medalla al Mérito Profesional por Diario de Mediacion, creadora de la herramienta “serious game” Circulo de emociones. Trabaja desde hace más de 17 años en la mejora de la convivencia en las organizaciones y en todos aquellos ámbitos donde niños/as y adolescentes realizan su socialización: familia, escuela, comunidad y ámbito de ocio, deporte y tiempo libre, a través de distintas herramientas: mediación, prácticas restaurativas y comunicación empática. Experta en mediación civil, mercantil, familiar y educativa. Experta en prácticas restaurativas, coordinadora de parentalidad, experta en detección del maltrato y violencia de género para mediadores, experta en coaching, PNL e Inteligencia emocional. Árbitro de Derecho. Es ponente en diferentes entidades universitarias y es miembro de la Corte Privada de Mediación, Conciliación y Arbitraje.

Diario de Mediación DDM: Es procuradora. ¿Qué hace que una profesional como usted se acerque al mundo de la gestión de conflictos?

Nuria Calvo Boizas (NCB): El próximo 25 de septiembre hago mis bodas de plata como Procuradora. 25 años trabajando por y para la defensa de los intereses de mis clientes, me hacen descubrir en 2012 la Mediación y enamorarme de sus posibilidades para transformar la sociedad, en una sociedad responsable y pacífica.  Acompañar a mis clientes en la gestión de su conflicto y ver cómo son ellos quienes responsablemente trabajaban en su resolución.

 DDM: Como muchas madres y padres relacionados con el mundo del deporte, ¿qué crees que es necesario mejorar en ese ámbito?

NCB Mis hijos, que se llevan 15 meses, han ido siempre “en lote” a participar de momentos de ocio, deporte y tiempo libre. Desde muy pequeños, fueron a natación y judo, dos deportes, en los que aprendieron grandes valores como el esfuerzo y la disciplina. Luego han estado durante seis años jugando al Rugby en El Salvador y en el Vrac, los dos equipos que tenemos en Valladolid. Allí, aprendieron la importancia de ser equipo, de formar parte de un colectivo, de trabajar avanzando en línea y siempre en colaboración con los otros hasta posar el oval en la meta.

Como madre, pude aprender humildad, aceptación, control y gestión de emociones. Ello a base de sufrir y ver situaciones que se apartan de los valores idílicos del deporte. Por ello, me acerqué a los clubes deportivos para ofrecer una forma diferente de comunicarse y gestionar las diferencias que surgían en el campo y sobretodo fuera del campo entre las familias, directivos y entrenadores. Comenzamos, a estudiar los conflictos en este ámbito y a trabajar un proyecto para la mejora de la convivencia en el deporte de base de los clubes deportivos, el Proyecto Zapatillas de Mediación Deportiva que trabaja con la comunidad deportiva para cambiar los roles de unos y otros, desterrar estereotipos, luchar contra las “estrellitas” y todo ello con perspectiva de género, perspectiva restaurativa y sostenible conforme a la Agenda 2030.

DDM: ¿Cuáles son los objetivos del Curso de Gestión de Conflictos en el ámbito de ocio, deporte y tiempo libre, que se convoca con la Escuela de Mediación?

NCB: Este curso nace por la necesidad detectada entre los monitores/as y coordinadores de tiempo libre de tener recursos y habilidades con los que poder ayudar a gestionar los conflictos de convivencia que surgen en el ámbito diario del desarrollo de campamentos de verano, actividades lúdicas y de ocio y tiempo libre organizadas por entidades deportivas, entidades sociales, religiosas, Ayuntamientos, Diputaciones y Centro educativos a lo largo de todo el año.

Con este curso, se pretende que se ejerciten en herramientas para facilitar el diálogo y la mejora de la convivencia en el desarrollo de las actividades de ocio, deporte y tiempo libre.

DDM: ¿Es importante que los profesionales de este sector, se formen en habilidades de gestión de conflictos?

NCB: Creo que fundamentalmente las habilidades en gestión de conflictos, nos ayudan a ampliar nuestra mirada, a ver más allá de lo que la costumbre, nuestra educación o nuestras creencias no nos dejan ver.

Esas habilidades vamos a trabajarlas en nosotros mismos para poder ponerlas en marcha con los demás. Esas habilidades van a hacer que esos monitores, entrenadores, directivos… puedan a su vez trabajar con sus equipos, haciendo grupos compactos con intereses y necesidades bien determinados, que gestionen cualquier inconveniente de una forma más eficaz, efectiva e inteligente, fortaleciendo y manteniendo las relaciones en el tiempo.

DDM: ¿Qué habilidades considera necesarias para los profesionales de ocio, deporte y tiempo libre?

NCB: Lo primero que vamos a trabajar es el conflicto, reconocer su existencia y perderle miedo. Vamos a centrar en cada ámbito, lo que necesitamos cambiar para mejorar el ambiente de trabajo y convivencia. Una vez centradas las zonas conflictivas, vamos a trabajar sobre tres ejes que entendemos fundamentales: comunicar de forma efectiva, usar un lenguaje positivo, de afecto, y utilizar la comunicación empática. La simbiosis de estos ejes, produce una transformación desde el desarrollo personal y colectivo.

Escuela de Mediación impulsando la cultura de la paz.

calvoboizasprocuradora@gmail.com