Mediar con PASIÓN. Artículo de la mediadora Carmen Cobos

719

Leyendo uno de los muchos artículos que cae en mis manos, me encontré con el blog de Luis J. Aydillo (intelectual pensante) en el que hablaba de los sorprendentes resultados que se  pueden llegar a lograr, cuando realizando cualquier acción en la vida, le ponemos pasión.

Poner pasión en algo, es poner nuestros cinco sentidos, nuestro tiempo, nuestra intuición, y sobre todo nuestro interés.

¿Qué puede salir mal si aplicamos tanto esfuerzo en algo? Nada. Pero de no encontrar el éxito a la primera intentona, esa misma pasión nos llevará a continuar buscándolo, de eso no cabe duda. Y según dicta el refrán “el que la sigue, la consigue”.

El fin de semana pasado, 24 de septiembre, tuve la oportunidad de asistir a la conferencia que la Dra. Sara Cobb impartió en Madrid. Fue muy intensa, durante 10 horas estuvo interactuando con los mediadores que ocupaban una gran sala del Hotel Rafael Atocha.

Nosotras, el equipo de mediadoras de Amity, que con tanta pasión trabajamos por la mediación, tuvimos el honor de entrevistar a esta maravillosa mediadora con las cámaras de Diario de Mediación, para que aquellos que estén interesados, pudieran conocerla más de cerca y en primera persona.

Mediadoras de Amity con Sara Cobb
Mediadoras de Amity con Sara Cobb. De izq a dcha. Violeta Delgado, Sara Cobb, Carmen Capilla y Carmen Cobos

Apareció temprano en el jardín del hotel, vestida elegantemente de negro, bien despierta, vivaracha y sonriente. Me llamó especialmente su esbelta figura cuando en una conversación informal, nos dijo que es madre de siete hijos. Y comentamos en el corrillo que habíamos formado con ella, cómo era posible que con el trabajo que supone criar y educar a siete hijos, trabajase con esa intensidad, y haya realizado tantos progresos en el ámbito de la mediación, de la enseñanza en Universidades Americanas, de la investigación y además escriba artículos y libros, y viaje dando conferencias.

Ella se reía, y nos hizo algún comentario en castellano, lengua que también habla bastante bien, quitando importancia a sus logros.

Pero, ¿cómo lo hace esta mujer? ¿Qué peculiaridad la distinguía de la media?

Entré en la sala donde impartía su conferencia-taller, y encontré muy pronto la respuesta: Sara Cobb está enamorada de lo que hace, cree en ello, le pone pasión.

De una forma entusiasta se mezclaba entre la gente, explicando, preguntando, mirando a la cara de los asistentes y escuchándoles. Se la percibía muy cercana, intensa y espontánea.

Su sello de distinción, o su marca personal (como se dice ahora) era la naturalidad con la que se expresa y el amor que pone en su trabajo, el amor que pone al mediar.

Me voy a permitir a este respecto una licencia que quizá no guste a algunos, pero Sara Cobb sabía lo que decía sin argumentos de manual, sin humo, sin pretensiones.

He visto a muy pocos mediadores poner la pasión en su vida profesional como observé en esta sencilla mujer.

Dejo para otros, la explicación del contenido de su conferencia.

Mi admiración y respeto por ella.


Carmen Cobos, Abogada y Mediadora en AMITY Instituto de Mediación.