El juez Fernando Grande Marlaska

El famoso juez español y actual Vocal del Consejo general del Poder Judicial, Fernando Grande Marlaska, ha publicado recientemente “Ni pena ni miedo”. Es toda una declaración de principios y de intenciones. Proviene de un geoglifo que el poeta chileno Raúl Zurita instaló en el suelo del desierto de Atacama. Habla del pasado y del porvenir. Es un lema de resistencia que significa que el miedo a las consecuencias de nuestros actos no debe paralizar nuestras decisiones futuras, que hay que ser consecuente con lo que creemos y defendemos. Y es el lema que Fernando Grande-Marlaska lleva tatuado en la muñeca, señal de compromiso con una idea: que sus propias vivencias se correspondan con esta filosofía de la vida. Unas palabras que le acompañan tanto en lo personal como en lo profesional.

En una entrevista para la revista YoDona, se le pregunta por los procedimientos judiciales, haciendo referencia a que si la existencia de 5.000 jueces y 46 millones de habitantes era una cuenta que podía afianzar y asegurar la justicia en nuestro país. Fernando recurrió entonces a la mediación, señalando que debemos saber clasificar los casos y distribuirlos entre la vía judicial y la mediación, argumenta que por ejemplo, los casos de arrendamiento deberían estar sometidos a la mediación a otro sistema de resolución de conflictos.

Fuente: YoDona